Cómo hacer un análisis de fondos de inversión

sergio

El mercado de fondos de inversión está lleno de opciones. Hay muchos fondos, pero no todos son iguales y por eso es importante saber cómo analizar un fondo y qué elementos son claves para conocer su calidad.

 

 

Antes de entrar en el análisis de los fondos de inversión, es importante tener claras cuestiones básicas como su perfil de riesgo, el horizonte temporal o la situación financiera en general. Con estos datos claros, llegará el momento de elegir dónde invertir su dinero y crear su cartera de activas, en la que pueden tener cabida diferentes productos financieros.

 

La ventaja de los fondos de inversión frente a otras opciones es que se trata de un producto diversificado, 100% líquido y con el que es más sencillo crear carteras equilibradas. Lo más complicado es cuál elegir y qué factores tener en cuenta para analizarlo.

 

Datos básicos para analizar un fondo de inversión

 

¿Qué elementos hay que estudiar para elegir un fondo de inversión? La respuesta de la mayoría de las personas a esta pregunta será que lo más importante es la rentabilidad. La respuesta es correcta, pero solo hasta cierto punto.

 

La rentabilidad del fondo

 

La rentabilidad que ofrece el fondo de inversión es clave, pero no es el único elemento para revisar. De hecho, ni siquiera se puede hablar de rentabilidad en términos globales, sino en plazos temporales.

 

No es lo mismo la rentabilidad a un año que a tres o cinco ejercicios. Los beneficios del fondo en 12 meses son una muestra de su marcha, pero no un símbolo de su calidad. Se trata de un periodo de tiempo muy limitado como para poder tomar decisiones de inversión a largo plazo. ¿Y si en ese periodo el mercado ha registrado subidas puntuales? ¿Funcionaría la estrategia inversora del gestor en otros escenarios?

 

Para evitar estos problemas, todos los fondos ofrecen también datos sobre la rentabilidad media a 3 y 5 años, dos horizontes temporales más fiables.

 

La volatilidad

 

La volatilidad es una de las principales medidas de riesgo de un fondo de inversión. Mide la desviación de la rentabilidad diaria del fondo respecto a su rentabilidad media y también se conoce como rentabilidad típica.

 

Gracias a la volatilidad puede conocer el rango en el que se moverá el fondo o los vaivenes que puede esperar para su inversión.

 

Otra forma de medir el riesgo es con el termómetro que incorporan todas las fichas y folletos de los fondos de inversión y que valora de 1 a 7 el nivel de riesgo que asume.

 

Las comisiones

 

Al analizar un fondo de inversión tampoco hay que olvidarse de las comisiones, que juegan un papel crucial a corto y largo plazo. El dinero que pague en comisiones será dinero que no llegue a su bolsillo, lo que repercutirá en la rentabilidad global de la inversión.

 

Por eso mismo, el primer paso es buscar fondos de clase limpia y a partir de ahí, fijarse en la relación entre comisiones y rentabilidad. Unas comisiones altas, incluso las máximas que se permiten por ley, no tienen por qué ser malas en sí mismas si el gestor del fondo es capaz de obtener un beneficio adecuado a ellas. ¿Acaso no preferiría pagar una comisión del 1,5% para lograr una rentabilidad del 8% frente a un 0,25% para obtener un pírrico 1%?

 

Ratios para analizar un fondo de inversión

 

Rentabilidad, volatilidad y comisiones son los tres datos básicos para saber si un fondo de inversión es adecuado para usted, pero no los únicos. La industria y los propios inversores han creado un sin fin de ratios que ayudan a analizar un fondo teniendo en cuenta estos parámetros y la relación entre ellos.

 

Estos son los ratios clave en un fondo de inversión

 

  • Ratio de Sharpe: sirve para hacerse una idea de la relación entre el riesgo y la rentabilidad del fondo. Mide el exceso de rentabilidad por unidad de riesgo y en principio cuanto mayor sea, mejor. Una de sus ventajas es que, al no tomar como referencia ningún mercado ni dato adicional, sirve para comparar fondos de distintas categorías.

 

  • Alfa: el alfa es otro dato que relaciona el rendimiento del fondo con el riesgo que asume, aunque en este caso sí que toma un índice o elemento de referencia. En concreto, el alfa mide la rentabilidad adicional del fondo con respecto a su índice de referencia. Para ello, calcula la diferencia entre el retorno de la inversión y la rentabilidad esperada para un determinado nivel de riesgo que marca la beta del fondo.

 

  • Beta: otro ratio del fondo de inversión que gira en torno al riesgo asumido. La beta de un fondo registra la relación entre el fondo y su benchmark. En otras palabras, compara la volatilidad del fondo con su benchmark o mercado de referencia. Gracias a él puede averiguar la correlación entre los movimientos de uno y otro o cuánto subirá el fondo cuando lo haga el mercado y cuánto caerá.

 

  • Tracking error: este indicador mide la diferencia en términos de la volatilidad de la rentabilidad de un fondo respecto a su benchmark o el mercado. Es decir, la capacidad del gestor del fondo para hacerlo mejor que el mercado o subir más que el mercado cuando este sube. Cuanto mayor sea el Trucking error, mejor.

 

  • Máximo drawdown: ilustra la caída máxima de un fondo desde que registra un máximo hasta que vuelve a alcanzarlo o superarlo. Aunque no se trata de un ratio, es un dato importante, sobre todo para los inversores con un perfil más conservador.

 

  • TER o Ratio de costes netos: este indicador incluye las comisiones anuales de un fondo y el resto de los costes que debe soportar su inversión. Sirve, como su propio nombre indica, para saber cuánto paga en comisiones y gastos de gestión por tener el fondo en su cartera.

 

Estos son los indicadores más importantes para analizar un fondo de inversión. Se trata de datos relevantes, pero no dejan de ser datos. Al final la clave para saber elegir un fondo de inversión y acertar será la forma en la que los interprete.

 

En EBNGrow ponemos a su disposición una oferta cuidadosamente seleccionada de más de 300 fondos de inversión, todos ellos clases limpias, sin comisiones de retrocesión de las principales y más prestigiosas gestoras nacionales e internacionales.

 

 

Le puede interesar

  • 24 Sep 2018

    Ahorrar dinero es el paso previo a la inversión. Toda economía saneada empieza por unas cuentas equilibradas en las que los ingresos superan a los gastos. A partir de esa base, el inversor inteligente es capaz de detectar qué acciones tienen un mayor impacto con un menor esfuerzo.

    VER MÁS
  • 17 Sep 2018

    Ahorrar y juntar un dinero no es sencillo. Saber sacarles partido todavía menos. ¿Qué hacer con los 10.000 euros que tiene en la cuenta? ¿Dónde invertir 20.000 euros? ¿Y 30.000 euros?

    VER MÁS
  • 6 Sep 2018

    Formarse y aprender a invertir es importante. Todo ahorrador debería tener una serie de conocimientos mínimos sobre los mercados para poder tomar mejores decisiones de inversión.

     

    VER MÁS

¿Qué es EBN Grow?

Cada inversor tiene un perfil y unos objetivos financieros. Le ofrecemos tres vías distintas de relación para que pueda elegir cuál se adapta mejor a su situación personal.
Al darse de alta en la plataforma de EBN Grow accederá directamente al servicio de EBN Trade, donde podrá operar y contratar el resto de servicios (EBN Advice y EBN Manage).

Manténgase siempre bien informado

Suscríbase a nuestras newsletters.