Cómo invertir en fondos de inversión con la mayor rentabilidad

EBN Grow

¿Dónde invertir los ahorros con garantías? Esta es una de las preguntas más recurrentes que todo ahorrador se ha hecho alguna vez en su vida. Los fondos de inversión son uno de los productos que mejor responde a las necesidades del inversor particular. Flexibles, con ventajas fiscales y transparentes, permiten crear carteras adaptadas a cada perfil.

 

Con esta idea clara, es fácil que surja la duda de cómo invertir en fondos de inversión para obtener más rentabilidad conteniendo el riesgo. Antes de entrar en materia, conviene recordar las bases de la inversión en fondos.

 

Qué es un fondo de inversión

 

Un fondo de inversión es un instrumento de inversión colectiva. Es decir, aglutina e invierte el dinero de muchos ahorradores y, normalmente, cuantos más, mejor. Al contratar un fondo de inversión lo que se hace en realidad es adquirir una participación del mismo, como si se tratase de una pequeña porción.

 

El valor de esa participación variará dependiendo de cómo marchen las inversiones del fondo. Y es que, al final, un fondo lo que hace es coger el dinero de los partícipes e invertirlo en una cesta de activos siguiendo una estrategia y una serie de pautas.

 

Por eso mismo se dice que los fondos son un producto diversificado, porque con una sola participación estará invirtiendo su dinero en diferentes tipos de activos, de distintas áreas geográficas y sectores.

 

Cómo crear una cartera de fondos de inversión rentable

 

En el mercado hay miles de fondos de inversión entre los que elegir en función de dónde invierten, la estrategia de inversión que siguen o cómo gestionan los dividendos, entre otras cosas.

 

Si nunca se ha acercado al mundo de los fondos, es fácil que se sienta abrumado tras un primer vistazo y por eso puede ser una buena idea ir de la mano de un experto que gestione su cartera con el servicio EBN Manage o, por lo menos, recibir consejos personalizados con EBN Advice.

 

En cualquier caso, elegir los fondos de inversión en los que depositar sus ahorros no es el primer paso para invertir en fondos de inversión con la mayor rentabilidad. Antes de llegar a ese punto deberá armar su estrategia de inversión atendiendo a factores como su edad, horizonte de inversión o aversión al riesgo.

 

Estos son los tres pilares para elaborar una cartera de fondos robusta:

 

  • Diversificar. Los fondos de inversión son instrumentos diversificados, pero aún así es importante que nunca pierda este concepto de vista. Para diversificar su inversión puede apostar por fondos globales o contar con varios que inviertan en diferentes áreas. Además, la geográfica no es la única forma de diversificar. También deberá hacerlo por sectores e incluso por tipo de producto (renta fija y renta variable, para empezar).

 

  • Tener claro su horizonte de inversión. En otras palabras, cuándo quiere recuperar su dinero. A la hora de invertir no es lo mismo hacerlo a corto, medio o largo plazo. Si necesita recuperar su dinero en dos años deberá elegir entre correr muchos riesgos o limitar la rentabilidad, siendo la segunda opción la más recomendable. Como norma general, a corto plazo prima mantener el principal de la inversión y es a largo plazo cuando se puede buscar más rentabilidad, ya que el tiempo mejora la relación rentabilidad-riesgo.

 

  • Adaptar su cartera a su edad. Una cartera de fondos de inversión no es un elemento inmóvil. Debe actualizarse y revisarse cada cierto tiempo para que se adapte a su momento vital. No es lo mismo invertir a los 30 años, cuando todavía tiene más de 35 años hasta su jubilación que hacerlo a los 55 años, cuando apenas resta un lustro. Según vaya pasando el tiempo deberá ir limitando el riesgo que asume. En otras palabras, rotar la cartera desde la renta variable hacia la renta fija.

Como elegir un fondo de inversión

 

Existen muchos tipos de fondos con diferentes filosofías de inversión y estrategias, y todavía más si se incluyen los ETFs para la gestión pasiva. Uno de los errores más repetidos por el inversor es paralizarse ante tanta opción y buscar el fondo perfecto para su propósito. Es fácil que no exista el fondo 100% ideal, pero sí una serie de fondos que cumplan con las características que busca.

 

Además de que el fondo encaje con su filosofía de inversión y objetivos definidos para la cartera, a la hora de pensar en qué fondo concreto invertir, hay una serie de parámetros clave en los que fijarse. Son los siguientes:

 

  • La política de inversión y distribución de activos. Es importante ver qué porcentaje destinará a renta fija y renta variable e incluso en qué tipo de activos invierte y en qué áreas geográficas.

 

  • Su benchmark o índice de referencia. Salvo que se trate de un fondo de reparto absoluto, debe atender qué índice o dato toma el fondo como referencia para su objetivo de rentabilidad.

 

  • Los datos históricos del fondo. Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, pero sí pueden servir de indicativo sobre cómo se comparta el fondo en diferentes momentos de mercado.

 

  • El equipo gestor. Quien gestiona el fondo es tan importante que existen los denominados fondos de autor, donde debe identificarse claramente la figura del gestor.

 

  • Cuáles son sus comisiones y la clase del fondo. Las comisiones tienen una enorme incidencia en el beneficio a largo plazo. Es imprescindible saber cuánto cobra cada fondo.

 

  • La volatilidad mide el riesgo del fondo y es un factor clave para saber cómo de estable será su evolución. En torno a la misma existen diferentes indicadores como el ratio de sharpe o la beta del fondo.

 

Más allá de estos datos básicos, en el mundo de los fondos de inversión hay otros muchos indicadores que le pueden hablar de la pericia del gestor para generar valor o las caídas máximas esperables para un fondo. De nuevo, empezar a invertir en fondos con la ayuda de expertos le allanará el camino y facilitará su aprendizaje.

 

Evite los reembolsos, aproveche el interés compuesto

 

Por último, la mejor forma de invertir en fondos de inversión es aprovechar las ventajas fiscales de los fondos con su diferimiento fiscal. A diferencia de otros productos de inversión, los fondos cuentan con una exención fiscal por traspaso, de manera que no tendrá que pagar impuestos si en lugar de reembolsar las ganancias opta por traspasarla su inversión a otro fondo.

 

A efectos prácticos así evitará pagar entre un 19% y un 23% de sus beneficios en impuestos cada vez que quiera deshacer una posición o cambiar la composición de su cartera. Este simple movimiento le permitirá aprovechar el poder de interés compuesto para ahorrar a largo plazo.

 

Le puede interesar

  • 4 Jul 2018

    Después de la reforma del Sistema de Compensación, Liquidación y Registro de valores puesta en marcha en abril de 2016 junto con la reducción del plazo de liquidación de operaciones en el mercado, han hecho que se cambie el proceso que da opción al cobro del dividendo.

    VER MÁS
  • 28 Jun 2018

    La jubilación es la principal preocupación financiera de los españoles, que cada vez son más conscientes de que necesitarán ahorrar un dinero que complemente la pensión pública para su retiro. El problema es que no todos tienen claro cómo hacerlo ni cuánto van a necesitar para asegurarse la jubilación con la que sueñan.

    VER MÁS
  • 7 May 2018

    Ante la bajada de la rentabilidad de los depósitos y otros productos bancarios, cada vez es más frecuente que el ahorrador español decida invertir su dinero en Fondos de Inversión. Un producto distinto a las acciones y que tiene un impacto fiscal distinto en el IRPF y Declaración de la Renta.

    VER MÁS

¿Qué es EBN Grow?

Cada inversor tiene un perfil y unos objetivos financieros. Le ofrecemos tres vías distintas de relación para que pueda elegir cuál se adapta mejor a su situación personal.
Al darse de alta en la plataforma de EBN Grow accederá directamente al servicio de EBN Trade, donde podrá operar y contratar el resto de servicios (EBN Advice y EBN Manage).

Manténgase siempre bien informado

Suscríbase a nuestras newsletters.