Planificación Financiera: Generar patrimonio

EBN Grow

Ahorro: parte de los ingresos no destinados al consumo. Sería posponer nuestras elecciones de compra hoy para disfrutar de una mayor cantidad de ahorro en el futuro.

 

¿Por qué es vital poner a trabajar nuestros ahorros cuanto antes? Si la capitalización compuesta (efecto multiplicador) es nuestro mayor aliado, la inflación o coste de la vida es nuestro mayor enemigo. Un enemigo que día a día se irá comiendo una porción de nuestros ahorros si estos se encuentran en una cuenta  a la vista sin remunerar en nuestro banco habitual.

 

Una correcta planificación le permitirá preservar e incrementar su patrimonio en el largo plazo adaptándose a sus circunstancias personales.

 

No siempre nos encontraremos frente a una necesidad o motivo concreto para ahorrar. Incluso es posible que desconozcamos cuáles serán nuestras necesidades financieras futuras. Pero preservar e incrementar nuestro patrimonio es un objetivo en sí mismo. Y para su consecución, es necesario invertir y hacerlo mediante una adecuada y correcta planificación.

 

A diferencia de otros objetivos financieros más concretos y específicos, en este caso no existe una fecha o plazo determinado que fije o marque el momento en el que tengamos que disponer del capital. Esta circunstancia convierte a este supuesto en ideal  para poder componer una cartera a largo plazo ya que nos permite asumir un plus de riesgo que se irá modulando en función de su situación personal.

 

Conseguir que su patrimonio crezca es consecuencia de la rentabilidad que sea capaz de generar su cartera, pudiendo incrementarse por el recurso adicional que supone contribuir con aportaciones periódicas. Siempre podrá decidir el montante y la frecuencia de las mismas. El transcurso del tiempo y el hecho de que se produzcan cambios en sus circunstancias personales, determinarán el nivel de riesgo que debe asumir su cartera.

 

En la siguiente imagen podemos ver que, a mayor ganancia anual potencial, mayor es el riesgo que debemos asumir, si bien a largo plazo los resultados tienden hacía la media. Por lo que cuanto mayor es el plazo de nuestra inversión, mayor es la posibilidad de cumplir nuestro objetivo.

 

Veámoslo con un ejemplo sencillo.

 

Supongamos que mi perfil de riesgo es moderado, esto significa que nuestra cartera de acciones o de fondos de inversión o cualquier otro activo susceptible de obtener rentabilidad, debería rentarnos una media de un 4,3% al año. Con esta rentabilidad esperada, si partimos con un capital inicial ahorrado de 50.000 euros  y destinamos al ahorro, aportaciones mensuales de 300 euros dentro de 10 años tendremos un capital final de 120.751 euros.

 

Como ve, es un ejercicio muy simple pero muy esclarecedor de cómo ahorrando una cantidad fija al mes, pasado mi horizonte temporal obtendré un incremento del ahorro vital para nuestros proyectos futuros sean cuales sean.

En EBN Grow, le damos vital importancia a la planificación y a la inversión basada en objetivos. Al fin y al cabo, la única manera que hay para alcanzar un objetivo es, en primer lugar, definirlo. Establecer un propósito para cada inversión, puede ayudarle a optimizar sus ahorros y asegurar que cumple sus objetivos. En EBN Grow podrá planificar cuantos objetivos desee y hacer sus propias simulaciones en nuestro Planificador Financiero

 

 

Le puede interesar

¿Qué es EBN Grow?

Cada inversor tiene un perfil y unos objetivos financieros. Le ofrecemos tres vías distintas de relación para que pueda elegir cuál se adapta mejor a su situación personal.
Al darse de alta en la plataforma de EBN Grow accederá directamente al servicio de EBN Trade, donde podrá operar y contratar el resto de servicios (EBN Advice y EBN Manage).

Manténgase siempre bien informado

Suscríbase a nuestras newsletters.