Clases limpias. ¿Qué son y por qué existen diferentes clases?

Seguro que se han preguntado en más de una ocasión por qué existen tantas clases distintas de un mismo fondo. Muchas veces estamos hablando que puede haber más de diez clases distintas y no siempre es sencillo saber cuál es la que más me conviene.

 

La razón es que a pesar de que los activos en el fondo se invertirán de forma conjunta, se podrá aplicar una estructura de comisiones de suscripción o de reembolso, una estructura de gastos, un importe mínimo de suscripción, una divisa o una política de dividendos específicos.

 

El origen está en que el mercado nacional, al ser los clientes reacios a pagar una comisión de suscripción, se incluyó por parte de las entidades la clase, llamémosla “Súper Retail”, con comisión de distribución incluida, pudiendo competir a nivel retrocesiones con los productos de las gestoras de las propias entidades financieras, con retrocesiones mucho más elevadas.

Estas diferencias en costes e importes mínimos (algunos fijados por los comercializadores) se aplican para limitar el acceso a clases con costes más reducidos y retroceder un mayor porcentaje de los ingresos al comercializador.

 

TIPOS DE COMISIONES QUE POSEEN LOS FONDOS

Antes de seguir profundizando sobre que son las clases limpias, no está de más recordar la composición de comisiones que poseen los fondos de inversión. Por un lado:

 

Comisiones principales necesarias para el funcionamiento de un fondo.

 

1. Comisión de Gestión: comisión para remunerar a la Entidad Gestora por la toma de decisiones y gestión del fondo. Dicha comisión variará en función de la clase del fondo.

 

2. Otros Gastos: Administración, Corretaje, Custodia, Auditoria. Serían gastos operativos necesarios para el correcto funcionamiento del fondo. No se utilizan en el cálculo de incentivos.

 

Comisiones adicionales para premiar al gestor

 

Comisión de Éxito: comisión destinada a premiar el buen hacer del gestor. No se incluye en Gastos Totales.

 

Comisiones adicionales destinadas fundamentalmente a remunerar al DISTRIBUIDOR

 

1. Comisión de Distribución: comisión incluida en los GASTOS TOTALES del fondo. Destinada exclusivamente a remunerar al distribuidor.

 

2. Comisión de Suscripción: permitida su aplicación en algunas clases por folleto, a discreción del distribuidor. Típico en el mundo anglosajón. En España no suele aplicarse, una de las causas por las que se incluyó la COMISION DE DISTRIBUCIÓN por parte de entidades extranjeras ya que la comisión de gestión (de la que retroceden parte) de las gestoras nacionales era mucho más elevada.

 

3. Comisión de Reembolso: permitida su aplicación en algunas clases por folleto. No suele aplicarse.

 

Cómo funcionan las clases limpias de los fondos de inversión

 

Una de las cuestiones que afecta a las comisiones de los fondos son las distintas participaciones/clases de acción que hay en el mercado para el mismo fondo. Estas clases son letras que diferencian a los fondos según determinadas características como el capital mínimo de entrada o las comisiones que cobran.

 

Así, por ejemplo, se suele distinguir entre la clase E o R, dirigida al sector de retail (inversor minorista) o la clase I dirigida a inversores institucionales.

 

Dentro de todas las clases hay una denominada como clase limpia, que desde la entrada en vigor de la normativa Mifid II todos los fondos están obligados a tener si quieren acceder a los servicios de asesoramiento independiente, gestión discrecional de carteras, y para aquellas entidades independientes que cobren explícitamente del cliente. Las diferencias entre las clases limpias frente a las clases no limpias son las comisiones que se cobran y más concretamente, las retrocesiones.

 

Lo mejor es ver de lo que estamos hablando con un ejemplo.

 

Esta sería la composición de comisiones de un fondo de inversión según la clase que sea.

 

 

Ejemplo con la clase minorista o más cara.

En este caso, vemos que partimos de unos gastos totales de 2.55%. de los cuales la comisión de gestión es de 1.50%, la comisión de distribución (retrocesiones) 0.75% y otros gastos 0.30%. La gestora reparte el 50% de lo que cobra por gestión, es decir, 0.75% al distribuidor del fondo más otro 0.75% de retrocesión. En total un 1.50% como vemos en la tabla. Esto supone que el minorista paga 1500 euros por cada 100.000 euros que invierta.

 

Ahora veamos esto mismo con una clase limpia, CLEAN SHARE. Las únicas que encontrará en la plataforma de fondos de EBNbanco.

En este caso, partimos de unos gastos totales de 1.05%. de los cuales la comisión de gestión es la mitad que en el caso anterior, es decir, 0.75%,

 

La comisión de distribución (retrocesiones) en este caso es 0%, NO HAY.

 

La gestora no retrocede nada al distribuidor, solo ingresa por gestionar el fondo, por lo que el ahorro para el cliente minorista es muy grande, si nuestro horizonte temporal es de medio a largo plazo.

 

Vemos que el cliente solo paga por la gestión del fondo y no por comisiones que no aportan nada salvo mayor coste.

 

Esta es la verdadera ventaja para el cliente minorista por lo que desde EBNbanco animamos a que busquen y pregunten en sus centros de venta por CLASES LIMPIAS de fondos de inversión. ¿POR QUÉ PAGAR MAS POR EL MISMO FONDO?

 

Productos y Servicios de Inversión.