Cómo conseguir un préstamo inmediato y cuándo recurrir a él

Los préstamos inmediatos son una solución de urgencia para afrontar gastos imprevistos o inesperados. Su principal característica y ventaja es la rapidez con la que se puede acceder al dinero necesario.

Se trata de una solución adecuada incluso cuando se dispone del capital para afrontar el imprevisto concreto. Por ejemplo, en caso de tener que reparar el coche o cambiar de vehículo y contar el capital invertido, puede ser mejor pedir un préstamo:

 

  • Si ese capital está invertido en bolsa y sufriendo pérdidas, porque supondría vender en el peor momento.
  • Si está invertido en un producto que cuente alguna penalización por cancelación anticipada que pueda superar el tipo de interés del préstamo inmediato. Esto aplica tanto a imprevistos como a oportunidades para invertir en bolsa cuando su dinero líquido está invertido en un producto conservador con penalizaciones.

 

En ambos casos, un préstamo rápido puede ser una buena alternativa desde un punto de vista financiero. La clave en cualquier caso está en el tipo de interés de esta modalidad de financiación.

 

Los clientes de EBN Banco con un depósito contratado pueden acceder a un préstamo inmediato a través del Préstamo 75. A través de este producto podrán acceder hasta un 75% del capital que tengan invertido en un plazo fijo con el banco por un mínimo de 3.000 euros y un máximo de 75.000 euros.

 

Por eso este producto es idóneo para usarlo en caso de liquidez para afrontar imprevistos u oportunidades de inversión sin tener que desinvertir su capital.

 

¿Qué tipo de interés cobran los préstamos inmediatos?

Los créditos y préstamos rápidos se caracterizan por tener tipos de interés elevados, por encima de los de un préstamo personal al uso.

 

Según los datos del Banco de España (BdE) el tipo medio de los créditos a un plazo entre uno y cuatro años es del 7,29%.

 

Con EBN Banco el tipo de interés al que tendrá que hacer frente con el Préstamo 75 es del 3,99% con un plazo de devolución de hasta 4 años. En caso de que el plazo de devolución sea superior al del depósito, bastará con renovar el plazo fijo para hacerlo efectivo.

 

¿Cómo acceder a un préstamo inmediato?

Los préstamos inmediatos no son un producto universalmente extendido. Existen compañías financieras especializadas en este modelo de financiación y en la banca tradicional normalmente se limitan a clientes con la nómina domiciliada.

 

Es decir, se trata de un producto exclusivo para clientes que a veces se ofrece en forma de anticipo de nómina.

 

Con EBN Banco lo único que necesita es contar con un depósito para poder acceder a su préstamo inmediato y disponer de liquidez para lo que necesite.

 

¿Cuándo acudir a un préstamos rápido?

A riesgo de repetirnos, este modelo de financiación tiene sentido cuando no se cuentan con otros recursos para acceder a dinero rápido o cuando el capital está invertido en algún tipo de producto.

 

De las dos opciones, la segunda es la única realmente razonable desde un punto de vista financiero.

 

¿Y para empresas?

Para las empresas la financiación inmediata funciona de forma diferente. La razón es que el proceso de estudio de la situación patrimonial de la empresa impide esa inmediatez en la mayoría de casos.

 

De nuevo, eso no quiere decir que no existan soluciones viables para acceder al capital que necesite la compañía. Entre las alternativas de financiación para empresas, ahí es donde entran en escena las líneas de crédito y otras opciones como el factoring sin recurso, que permite obtener liquidez inmediata a través de las facturas que todavía están pendientes por cobrar.