Índice Bursátil: qué es

¿Qué han hecho los mercados hoy? ¿Han subido o han bajado? Los índices bursátiles son los que responden a esta pregunta. En función de país al que se refiera se usará el Ibex 35, S&P 500 o Dow Jones.

 

Actuar como referente de la marcha de la economía es una de las funciones de un índice bursátil, pero no la única. De hecho, se han convertido en una herramienta imprescindible para los inversores.

 

Qué es un índice bursátil

 

Un índice bursátil es un indicador estadístico de los cambios de un conjunto de valores cotizados en un mercado o un sector concreto.

 

Es como una cesta de acciones con una serie de características en común que, juntas, sirven para hacerse una idea de la tendencia del mercado que representan. Esa característica en común puede ser simplemente geográfica, que es lo más habitual, o estar definida por el tipo de empresas o su tamaño.

 

Así se puede distinguir entre diferentes tipos de índices bursátiles. Hay indicadores de países, como el Ibex 35 en España, de sectores, como el Nasdaq en Estados Unidos o que reúna a las empresas más grandes, como el índice MSCI World, que se ha convertido en uno de los principales índices bursátiles a nivel global.

A estos se suman otro tipo de índices como los de divisas, materias primas e incluso algunos específicos para pedir el sentimiento de mercado.

 

Cuáles son las funciones de los índices bursátiles

 

¿Para qué sirve un índice bursátil? Los índices bursátiles se usan para medir el sentimiento general del mercado de un país, sector o tipo de activo.

 

Son una forma rápida y simple de saber cómo se han comportado de forma agregada un tipo de acciones que pueden ser de un país o de un ámbito concreto. A través de los índices se puede medir la rentabilidad y riesgo de un mercado.

 

Los índices también sirven como benchmark o punto de referencia para medir el rendimiento de una inversión, especialmente de un fondo de inversión. Todo fondo de inversión cuenta con un benchmark que se usa para comparar la rentabilidad y riesgo del fondo frente a esa referencia. Gracias a ese índice bursátil de referencia se pueden calcular algunos de los ratios que se usan para valorar un fondo como el ratio de sharpe o su beta.

 

Otra de las funciones de un índice bursátil es actuar como base de la gestión pasiva e indexada, que construye carteras de inversión que replican el comportamiento de los índices. Uno de los productos más utilizados dentro de la gestión pasiva son los ETF, que usan los índices como base para su construcción.

 

 

Cómo se construye un índice bursátil

 

Hay más de un tipo de índice bursátil en función de los activos que recoja y también de cómo se construya. Así, se puede calcular un índice bursátil de tres formas diferentes, lo que da lugar a:

 

  • Índices ponderados. Es la media aritmética de del precio de los valores. En estos índices, las acciones con un precio más alto tienen más influencia en el comportamiento de este. Es decir, que el índice subirá o bajará principalmente en función de lo que hagan los títulos más caros.
  • Índices de capitalización ponderada. Son como los anteriores, sólo que la ponderación de los valores se hace en función de su capitalización o volumen en bolsa. Con estos, los valores más grandes, que no son necesariamente los más caros, marcarán el ritmo del mercado.
  • Índices no ponderados. Son índices que se calculan como la media aritmética de la rentabilidad de cada uno de los valores. En estos indicadores, los valores más pequeños tienen mayor influencia en comparación con los índices anteriores.

 

Principales índices bursátiles en el mundo

 

El Dow Jones Transportation Average fue el primer índice bursátil. Lo creó en 1884 Charles Dow y desde entonces han ido surgiendo infinidad de índices adicionales. Estos son los más importantes:

 

  • Dow Jones Industrial Average. Empezó reuniendo a las 11 mayores empresas estadounidenses y hoy suma las 30 mayores compañías de Estados Unidos.
  • S&P 500. Se ha convertido en el principal índice de referencia del mercado norteamericano. Reúne a las 500 mayores empresas de la Bolsa de Nueva York.
  • Es el mercado tecnológico bursátil y reúne a las grandes empresas tecnológicas. Existe un Nasdaq Composite, que suma la cotización de las cerca de 3.200 empresas tecnológicas que cotizan en el Nasdaq y un Nasdaq 100, que sólo incluye a las 100 empresas tecnológicas con mayor capitalización bursátil.
  • Eurostoxx 50. Es el homónimo europeo del S&P. Está compuesto por las 50 empresas europeas más grandes por volumen de negociación y capitalización.
  • Ibex 35. Es el principal índice de la bolsa española. Reúne a las 35 empresas cotizadas españolas con mayor liquidez y capitalización.
  • Dax 30. Igual que en España existe el Ibex, en Alemania cuentan con el Dax 30, que suma las mayores empresas del país.
  • FTSE 100. El Financial Ties Stock Market es el principal índice bursátil de inglaterra y está compuesto por las 100 empresas más grandes de la bolsa de Londres.
  • Cac 40. Es el índice bursátil de referencia en Francia.
  • Nikkei 225. Reúne a las 225 empresas más líquidas de Japón y de la Bolsa de Tokio.
  • Índices MSCI. Los índices MSCI son índices elaborados por la empresa MSCI que se construyen tomando como referencia las principales empresas de distintos sectores y países. Por ejemplo, el MSCI World suma las 1.500 empresas de mediana y gran capitalización de 23 países desorrolados y el MSCI Emerging Markets hace lo propio con los países emergentes.

 

En EBN Banco puedes acceder a información de todos los índices bursátiles para tomar decisiones de inversión.