Las cuentas sin comisiones en 2020

Las comisiones son uno de los elementos fundamentales para determinar si un producto financiero, de ahorro o de inversión merece la pena. Las cuentas bancarias no son una excepción en ese sentido, aunque en el mercado sí que podrá encontrar cuentas sin comisiones.

 

Estas comisiones varían de un banco a otro y también en función de su vinculación con la entidad. Domicilie la nómina y puede que el banco elimine las comisiones de mantenimiento, por ejemplo. Ese sería un primer tipo de cuenta sin comisiones, pero no el único. Hay otras alternativas como cuentas remuneradas.

Antes de llegar a ese punto, nada cómo tener claro qué comisiones tiene una cuenta corriente y por qué.

 

Qué son las comisiones bancarias

Definir estas tasas bancarias es sencillo: las comisiones son aquellas cantidades que las entidades financieras cobran por los servicios que prestan.

Así, existen distintos tipos de comisiones en las cuentas bancarias. Algunas se pueden eliminar y otras no. Cuando se habla de cuentas sin comisiones normalmente se hace en referencia a la comisión de mantenimiento.

Esta es una comisión que el banco cobra simplemente por tener abierta la cuenta y que ahora con los actuales tipos de interés al 0% muchos bancos dificultan eliminar.

 

Por qué el banco cobra comisiones bancarias

Más allá de la comisión de mantenimiento, los conceptos a los que aplicar estas tasas son variados: realizar transferencias, sacar dinero en un cajero, apertura, gestión y cierre de cuentas, etc.

En todo caso, deben ser servicios efectivamente prestados por el banco y aceptados previamente por el cliente. Exceptuando aquellas operaciones con importes legalmente limitados (por ejemplo, la amortización anticipada de un préstamo hipotecario), las tarifas de las comisiones son libres y cada banco cobrará lo que considere.

 

Las cuentas sin comisiones suelen eliminar la comisión de mantenimiento y también las de las transferencias nacionales y retirada de dinero de los cajeros de la entidad. A cambio, pueden exigir un uso concreto de la tarjeta y siempre mantendrán algunos costes como los de reclamación de posiciones deudoras, por ejemplo.

 

Las comisiones bancarias y el coronavirus

La pandemia, las malas perspectivas económicas y el horizonte de que el BCE mantendrá su política de tipos de interés cero durante un largo periodo de tiempo llevan a algunas entidades a apurar con las comisiones. Bien sea aumentándolas o empezando a cobrar por servicios que antes eran gratuitos.

Incluso las cuentas online, famosas por no cobrar comisiones, empiezan a cobrar por mantenimiento en este entorno de tipos de interés bajos.

 

Cómo evitar las comisiones bancarias

En esa tesitura, ¿cómo librarse de estas tasas? ¿Cómo es posible tener una cuenta sin comisiones? La vinculación es una de las vías más sencillas para esquivar las comisiones. Cuanto mayor es, mejores condiciones nos ofrecerán desde la entidad financiera.

Lo más habitual es vincular la nómina, aunque también pueden ser gastos corrientes (electricidad, agua, gas, etc.), seguros o tarjetas, entre otras opciones.

 

¿Qué otras posibilidades hay? Si el propósito es evitar tanto comisiones como vinculación, las cuentas remuneradas pueden ser interesantes. Cierto es que no producen los rendimientos de antaño (de nuevo, la política de tipos bajos), pero se esquiva un gasto y se obtiene una cierta rentabilidad.

 

La cuenta remunerada de EBN Banco

Ejemplo de ese tipo de productos es cuenta remunerada de EBN. Para empezar, cumple el primer requisito: no tiene comisiones. Para continuar, tampoco exige domiciliar nómina ni contratar ningún otro producto que exija mayor vinculación o gastos añadidos. Se trata de una cuenta remunerada sin ninguna obligación asociada.

 

La remuneración que ofrece es de un 0,3% TAE o un 0,29% TIN para cuentas con un saldo mínimo de 3.000 euros y un máximo de 50.000 durante el trimestre natural y con liquidación precisamente cada tres meses. Con estas condiciones, si se mantiene un saldo diario de 3.000 euros durante un año, los intereses brutos son de 8,99 euros o 7,28 netos.

Le puede interesar

  • 26 Oct 2020
    Depósito para empresas: qué son y cómo funcionan

    Una buena empresa es aquella con un buen negocio capaz de generar dinero y una mejor gestión de su tesorería. La gestión de los flujos de caja puede marcar la diferencia y los depósitos para empresas son una forma de conseguir rentabilidad extra para los excedentes de caja.

     

    Ver más
  • 28 Jul 2020
    ¿Cómo hacer una buena gestión del dinero?

    Enumeramos y explicamos hasta 20 claves para administrar el dinero en el día a día y a largo plazo, considerando ingresos, gastos, hábitos de consumo, ahorro e inversión.

     

    Ver más
  • 28 Jul 2020
    Alternativas al plan de pensiones

    Los planes de pensiones son el producto estrella para preparar la jubilación. Es el primero que viene a la mente de la mayoría de los españoles. Sin embargo, el mercado ofrece alternativas de ahorro a largo plazo con iguales o mejores rendimientos.

     

    Ver más