Qué es un fondo mutuo

Los fondos mutuos reúnen las aportaciones monetarias de varias personas para que una sociedad gestora formada por profesionales las invierta en diferentes valores o sectores. 

 

Reza el dicho que ‘la unión hace la fuerza‘. Esa máxima funciona en el mundo de la inversión, en cuyo seno existen diversos instrumentos que permiten realizar operaciones en grupo. Se trata de la inversión colectiva, un sistema que hoy en día se encuentra ya consolidado como una opción interesante para perfiles de diverso tipo. Su modus operandi consiste en reunir las aportaciones de entidades y particulares para invertirlas de forma conjunta tomando como referencia una determinada estrategia.

 

Los fondos de inversión

Dentro de las instituciones de inversión colectiva, los instrumentos que mayor protagonismo han cobrado entre los particulares son los fondos de inversión, que se encuentran en auge y apuestan tanto por activos financieros como por no financieros. Los beneficios se logran dependiendo del rendimiento obtenido por esa inversión uniendo fuerzas y después se reparten de forma proporcional a la participación que cada cual hizo al principio.

 

Qué es un fondo mutuo

En el ámbito de esas herramientas existen diversas modalidades, siendo uno de ellos el fondo mutuo. Estos vehículos reúnen los aportes financieros de varias personas -denominados partícipes- y los invierten en diversos valores o sectores. De ello se encarga una sociedad gestora formada por profesionales. A ello hay que añadir que los fondos mutuos de inversión carecen de fechas de vencimiento y no requieren de renovaciones.

 

Cómo funcionan los fondos mutuos

Cada producto de inversión y ahorro tiene sus propias particularidades. En el caso de un fondo mutuo, la composición de la cartera queda fijada en el contrato y las inversiones pueden destinarse a deuda, acciones, activos inmobiliarios, etc. Que sea uno u otro activo es decidido por los especialistas que conforman la sociedad administradora.

En función de que sea un fondo mutuo de renta fija, de renta variable o de renta mixta el perfil del inversor será más o menos arriesgado.

 

Ventajas de un fondo mutuo

Un fondo mutuo presenta varias características que lo hacen recomendable para el inversor:

 

  • La cantidad mínima para invertir en un fondo mutuo no es cuantiosa.
  • – Un fondo mutuo no requiere de conocimientos financieros previos, puesto que se trata de una inversión sencilla.
  • El proceso para entrar en un fondo mutuo es simple y rápido, con lo que se ahorra tanto tiempo como esfuerzo en trámites engorrosos o que se alarguen en el tiempo.
  • – Estos instrumentos de inversión pueden hacerse líquidos con facilidad. Es decir, que si el partícipe, por las razones que fuese, necesitase cash con urgencia, podría deshacer su posición en el fondo mutuo y conseguir capital con celeridad.
  • – Los fondos de inversión ofrecen la posibilidad al inversor particular de acceder a casi cualquier activo y mercado, lo cual no resulta tan fácil yendo por cuenta propia.
  • – Del mismo modo, estas herramientas permiten ir de la mano de un profesional, con todas las ventajas y garantías que ello supone.
  • – Al sumar fuerzas uniendo el capital de varios inversores es posible entrar en condiciones más favorables a distintos mercados que si se hiciese de manera individual.
  • – El fondo mutuo se caracteriza por un alto grado de diversificación, lo que permite reducir el riesgo de cualquier inversión.
  • – Al no existir plazos fijados de permanencia ni vencimientos, como ya se ha apuntado, el partícipe puede efectuar rescates completos o parciales todas las veces que así lo desee.
  • Con todo, los fondos mutuos pueden ser interesantes para distintos perfiles.

 

No obstante, aunque por supuesto pueden hacerse inversiones a corto plazo, las posibilidades de éxito suelen ser mayores en un horizonte temporal amplio, tal y como ocurre con los fondos de inversión en general.