Depósitos combinados: qué son y cuáles son sus ventajas

La etapa de la alta remuneración en los depósitos quedó atrás. Las presiones por parte del BCE para que el dinero fluya en el sistema hizo éste empezara a cobrar una tasa de depósito a los bancos domésticos, por depositar en sus cuentas sus excedentes de liquidez y que en algún caso, esa tasa se ha trasladado al cliente minorista. Claramente estos productos han dejado de brillar.

La solución tiene nombre propio: depósitos combinados. Si busca aumentar el beneficio de sus inversiones desde un perfil conservador, aunque asumiendo algún riesgo más, esta puede ser una buena alternativa.

 

 

 

Qué son los depósitos combinados

Como su propio nombre indica, los depósitos combinados son la suma de dos productos, uno de ahorro y otro de inversión bien diferentes. Por un lado, cuentan un depósito tradicional a plazo fijo y por otro, con un Fondo de Inversión o Cartera Gestionada.

 

El depósito a plazo fijo sirve para asegurar una parte de la inversión y garantizar una rentabilidad mínima para ese dinero. La oferta del plazo fijo para el depósito combinado suele ser, además, más atractiva que la que se puede encontrar por separado.

 

Por otra parte, el fondo de inversión es el producto que otorga verdadero potencial de rentabilidad al depósito combinado pero también supone un mayor riesgo ya que esta expuesto a los movimientos del mercado. Los fondos, como canalizadores del dinero de muchos ahorradores (partícipes en términos técnicos), invierten en una cesta de activos (acciones, oro, otros fondos…) en función del perfil de riesgo elegido.

Como novedad EBN ha incluido que en vez de el Fondo de Inversión puedas ligar el deposito a una Cartera que es gestionada por nuestros expertos de EBN a través del servicio de Gestión de Carteras. (Gestión Patrimonial).

El depósito combinado junta una herramienta como el depósito fijo con una más versátil y flexible en términos de rentabilidad como el fondo de inversión o la Cartera Gestionada.

 

Cómo funcionan los depósitos combinados

Como inversor, podrá combinar un depósito con los Fondos de inversión o Cartera Gestionada, que tenga a su disposición.

 

Ejemplo con Fondos de Inversión:

El Depósito Combinado con Fondos de EBN Banco divide la inversión entre el depósito y el fondo a partes iguales. Como inversor podrá combinar el depósito a 12 meses con una rentabilidad del 1,00% TAE (1,00% TIN) con uno o varios Fondos. El dinero que invierta en este depósito estará cubierto por el FGD. Esta inversión se combina con uno de los más de 900 fondos de inversión del Supermercado de Clases Limpias de EBN Banco o bien puede traspasarnos sus fondos si lo tiene en otra entidad.

 

Si no sabe por qué fondo decantarse, también puede elegir uno de los tres tipos fondos perfilados: conservador, moderado y decidido en función del riesgo que desee asumir y la rentabilidad esperada.

El depósito combinado tratara de obtener una rentabilidad fija para la parte garantizada de la inversión y un plus de rentabilidad por la elección del fonos o fondos de inversión.

 

Ejemplo con Cartera Gestionada:

Elija su Cartera Gestionada. En función del horizonte temporal, la rentabilidad que espera obtener o el riesgo que esté dispuesto a asumir. Nuestras carteras son gestionadas por un equipo de banqueros privados que buscan batir al mercado. Podrá combinar el depósito a 12 meses con una rentabilidad del 1,00% TAE (1,00% TIN) con una Cartera Gestionada de EBN. El dinero que invierta en este depósito estará cubierto por el FGD. Esta inversión se combina con una Cartera en función de su perfil de riesgo o si ya tiene una cartera en otra entidad, puede aportarla.

 

 

Características de los depósitos combinados

Combinar un depósito y un fondo de inversión o Cartera hace que los estos tengan una serie de características que no se ven en otros productos.

 

Liquidez: ¿Se puede retirar el dinero de un depósito combinado?

La liquidez es una de las mayores preocupaciones de los ahorradores y también una característica clave de los productos de inversión. En el caso de los depósitos combinados, esta liquidez o posibilidad de acceder en cualquier momento a su dinero, dependerá del producto concreto.

 

Los depósitos combinados de EBN Banco le permiten recuperar el dinero del depósito en cualquier momento pagando las correspondientes penalizaciones o comisiones por devolución anticipada.

 

En cuanto a la parte invertida en fondos, se podrá recuperar en cualquier momento. Este reembolso se producirá a precio de mercado. Es decir, se recuperará el dinero según el valor liquidativo del fondo en esa fecha.

En la parte de Carteras, se podrá cancelar la cartera si el depósito es cancelado, sin embargo no se podrá cancelar mientras se mantenga el depósito combinado activo.

 

 

¿Están garantizados los depósitos combinados?

 

¿Qué nivel de protección ofrecen los depósitos combinados? La parte de la inversión vinculada al depósito está cubierta por el Fondo de Garantía de Depósito (FGD), que asegura hasta 100.000 euros por usuario y banco en caso de quiebra de la entidad. Aquí, las ventajas de los depósitos combinados son las mismas que las de un plazo fijo.

 

 

Depósitos combinados: un ejemplo concreto

 

¿Cuánto puede ganar con un depósito combinado con Fondos?

La respuesta dependerá primero de la rentabilidad del plazo fijo y después de la evolución del fondo. Lo más importante en este punto es elegir un fondo adaptado a su perfil de riesgo y su horizonte de inversión en lugar de dejarse llevar única y exclusivamente por la rentabilidad.

 

Retomando el ejemplo del Depósito Combinado de EBN Banco, para una inversión mínima de 60.000 euros dividida entre el depósito 10.000 € y la Cartera a partir de 50.000€, la rentabilidad del plazo fijo a 1 año será de 100€ euros (1,00% TAE) a lo que habrá que sumar la revaloración de la cartera

 

¿Cuánto puede ganar con un depósito combinado con Carteras?

Respecto al Depósito con Carteras le indicamos la rentabilidad de las carteras según perfiles:

Rentabilidades anuales (%), fuente elaboración propia con datos de Morningstar a fecha 31 de diciembre de 2021. Cartera conservadora: 2018 (-3,15%); 2019 (9,82%); 2020 (4,80%); 2021 (5,19%). Cartera moderada: 2018 (-3,73%); 2019 (14,29%); 2020 (5,30%); 2021 (10,05%). Cartera dinámica: 2018 (-4,34%); 2019 (17,50%); 2020 (5,43%); 2021 (12,71%). Cartera agresiva: 2018 (-6,21%); 2019 (24,59%); 2020 (6,71%); 2021 (20,04%).

Rentabilidades pasadas no garantizan ni son indicativas, en ningún caso, de rentabilidades futuras. Toda inversión implica riesgo. El Grupo EBN no puede garantizar que cualquier capital invertido mantendrá o aumentará su valor.