Gestión de Patrimonios: Tendencias 2021

Vivimos en un mundo de extremos: blanco o negro, nunca intermedios. Llevado al mundo financiero nos encontramos con numerosos ejemplos: growth vs value, pequeña compañía vs grande, pasiva vs activa etc. Ahora bien, ¿qué impacto tiene esto en gestión de patrimonios? Y más concretamente, en las tendencias de este sector para 2021.

 

En el equipo de gestión de patrimonios, en EBN, somos un tanto agnósticos con todas estas dicotomías y, afortunadamente (no todas las entidades pueden decir lo mismo), tenemos la capacidad de elegir lo mejor de cada una de ellas.

 

En el pasado más reciente, el favor de los inversores lo han recibido compañías growth y grandes, pero esto no ha sido siempre así. En menos de una década hemos pasado por todos los ejemplos mencionados anteriormente, al calor de rentabilidades pasadas.

 

Lo más reciente es un término acuñado como “tendencias”; las gestoras nacionales e internacionales están lanzando numerosos fondos de inversión con conceptos atractivos y futuribles que la verdad suenan muy bien. Hoy nadie quiere hablar de nuestro Warren Buffet español: Paco.

 

Aquí algunos ejemplos:

 

Hablamos de Robótica, de Inteligencia Artificial, de Transición Energética, de Energía Limpia, de Comida, de Nutrición, de Agua, de Seguridad, de Movilidad, etc. (aunque estos nombres suelen estar en inglés que suena parece que mejor).

 

Creo que no hay duda de que a todos, en mayor o menor medida, estas denominaciones al menos no nos generan rechazo.

 

Ahora bien, cuando se invierte en esas temáticas, como en cualquier otro fondo de inversión de renta variable, se invierte en empresas y aquí radica el problema: cuesta llevar el concepto a la realidad empresarial.

 

Nosotros nos desligamos de estas modas siempre y cuando se pierdan las nociones básicas de valoración. Escuchamos habitualmente la tesis del sector de crecimiento estructural, y puede ser así, pero hacemos la siguiente derivada: si es un sector de crecimiento, entonces habrá más empresas que quieran entrar a capturar dicho crecimiento, por lo que es una tarta que cada vez es más grande pero también con más comensales. Por tanto, o la empresa tiene ciertas ventajas competitivas en su modelo de negocio o tendrá que ver mermados sus márgenes para competir, o en el peor de los casos, se pone en juego la supervivencia de la empresa. Sin embargo, es poco habitual hablar de la tesis de un sector estancado donde pocos comensales se reparten una misma tarta, y no entra nueva competencia ya que esa tarta no crece y los comensales que quedan son las empresas ganadoras del sector y, por tanto, tienen ciertas ventajas competitivas y, en consonancia, mejores márgenes: una máquina de generar flujo de caja libre que es lo que le interesa al accionista.

 

Otra cuestión que abordar es el tema de las valoraciones, en palabras llanas, es si estamos comprando caro o barato. El ejemplo que siempre ponemos es que un piso en el barrio Salamanca, en principio, es bueno, pero puede no ser una buena inversión si has pagado el metro cuadrado demasiado caro. Profundizando en este asunto ponemos el ejemplo de Cisco Systems:

 

 

Una empresa tecnológica nacida en 1984 y con una capitalización bursátil actual cercana a 200.000 millones.

 

Cisco, en los años 2000, estaba beneficiándose de su posición como proveedor de routers y hardware de redes, un segmento en fuerte auge en la época. En los últimos 20 años ha logrado una trayectoria de crecimiento notable, con un importante crecimiento en beneficios. A pesar de tener una evolución perfecta y ser el claro ganador en el segmento de fuerte crecimiento como es el hardware de redes, la sobrevaloración en el periodo 1999-2000 llegó hasta tal punto que el inversor está perdiendo años después, incluso considerando dividendos reinvertidos.

 

Lo realmente interesante es que el inversor que pensaba en el año 2000 que Cisco sería el gran ganador en el sector de redes estaba en lo cierto. También acertó en una muy buena evolución en ingresos y resultados de la compañía. Sin embargo, eso no es suficiente y la valoración también importa. La cifra de ingresos pasó de 12.173 millones de $ en 1999 a 34.922 millones de $ en 2007. Esto supone un crecimiento anual del 14% durante 8 años, una trayectoria espectacular para una compañía que ya de por sí era muy grande. El resultado neto pasó de 2.023 millones de $ en 1999 a 7.333 millones de $, un crecimiento total del 262%. En el año 2000 la compañía estaba creciendo al 50% en ingresos, lo cual explica parte de la euforia de analistas e inversores.

 

Estamos hablando del caso perfecto, en el cual la compañía triunfa y tiene una progresión espectacular en ventas y resultados. Pero hubo muchas otras compañías en el año 2000 que, o bien no tuvieron tan buena evolución como se esperaba (y aunque la hubiesen tenido estaban sobrevaloradas), o directamente eran fraudulentas (Worldcom, Enron). Es decir, si con las mejores compañías se perdió dinero a 10 años vista en determinado momento o valoración, nos podemos imaginar aquellas que directamente se perdió prácticamente todo de forma definitiva.

Por otro lado, nos parece interesante mostrar un índice elaborado por Goldman Sachs de la evolución bursátil de firmas tecnológicas estadounidenses en pérdidas.

 

 

En Gestión de Patrimonios, de EBN, para la construcción de las carteras de inversión tenemos siempre una parte core/principal donde indirectamente también se invierte en tendencias a través de dos vías:

  • La gestión indexada (parte global y americana, especialmente). Por tanto, va ligado a tendencias futuras, ya que los más fuertes prevalecen y los menos fuertes salen de los índices.
  • A su vez, elegimos gestores activos por geografías y nivel de capitalización con un abanico inversor muy amplio que si lo consideran pueden invertir en compañías relacionadas con esas temáticas. Pero damos prioridad a lo atractivo de la empresa, por encima de la temática relacionada.

 

Esta selección tiene en cuenta valoraciones, y unos criterios de diversificación adecuados.

 

Luego para potenciar determinadas temáticas, si el cliente lo quiere por convicción, se pueden buscar para una parte más “satélite” ciertos fondos. Pero nuestra filosofía no basa la construcción de carteras en selección de fondos temáticos.

 

Puede ponerse en contacto con nuestro equipo de gestión de patrimonios en:

gestionpatrimonial@ebnbanco.com

Le puede interesar

  • 12 Mar 2021
    Asesores Financieros Independientes ¿Marketing o realidad?

    La independencia es un término que se utiliza de forma recurrente por diferentes entidades de asesoramiento, por lo que el presente artículo trata de dar luz sobre su significado y las características que definen a un asesor independiente.

     

    Ver más
  • 1 Sep 2020
    Proceso de selección de Fondos y construcción de carteras.

    Parte fundamental de nuestro trabajo en el Departamento de Gestión Patrimonial de EBN Banco es el proceso de selección de Fondos para la construcción de carteras de inversión. Poder llevarlo a cabo implica un conocimiento exhaustivo de los Fondos de Inversión para poder seleccionar aquellos que destaquen frente a los demás para formar parte de las carteras.

     

     

    Ver más
  • 7 Ago 2020
    Nota de Mercados: Evolución de la crisis del Covid 19

    Hace dos meses publicábamos una nota hablando de la recuperación tras la corrección sufrida por los mercados debido a la pandemia del COVID 19. Dos meses después, la recuperación continúa, pero ¿qué está provocando esta recuperación de los mercados?

    Ver más