Plan de recuperación europeo: todo lo que necesitas saber

La economía española creció un 2% en el tercer trimestre del año según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y se aleja de las previsiones optimistas del Gobierno, pero ¿qué puede esperar el inversor?

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya rebajó las previsiones económicas del Gobierno y situó el aumento del PIB en 5,7% en 2021, ocho décimas por debajo de lo anunciado por Ejecutivo. También el Banco de España (BdE) hizo lo propio, aunque según sus estimaciones el PIB nacional crecerá un 6,3% en 2021 y un 5,9% en 2022.

 

Buena parte de lo que ocurra con la economía dependerá de lo que pase finalmente con el Plan de Recuperación Europeo, que resume el paquete de estímulos de la Unión Europea para luchar contra los efectos del covid e impulsar la economía comunitaria.

¿Qué es el Plan de Recuperación Europeo?

 

Este plan es un instrumento de la Unión Europea para ciertas medidas de respuesta y recuperación económica tras la pandemia. En total cuenta con un presupuesto de 750.000 millones de euros que se repartirán entre los estados miembros.

 

España recibirá un total de 140.000 millones de euros. De esa cantidad, un total de 72.700 millones llegarán en forma de subsidios y transferencias a fondo perdido y los 67.300 millones de euros restantes en forma de préstamos.

 

El plan de recuperación distribuye sus fondos entre 2021 y 2024, aunque el 70% de las ayudas llegarán entre 2021 y 2022. De hecho, el calendario marca que el primer desembolso de 10.000 millones de euros llegará a finales de 2021.

¿Por qué es tan importante este plan?

 

Sólo las cantidades del plan ya hablan de su calado. Este plan de recuperación, conocido también como NextGenerationEU, busca básicamente “hacer que las economías y sociedades europeas sean más sostenibles y resilientes y estén mejor preparadas para los retos y las oportunidades de las transiciones ecológica y digital”, un área donde España no está especialmente adelantada.

 

El plan de Next Generation UE se basará en tres pilares:

 

  • Apoyo para que los Estados puedan recuperarse de la crisis sanitaria y salir reforzados.
  • Medidas para impulsar inversiones privadas, especialmente para las empresas en dificultades.
  • Crear un mercado europeo más fuerte y resiliente, además de reforzar los programas clave de transición digital y ecológica, clave con la potencial crisis energética y de materias primas.

¿Qué debe hacer España para recibir los fondos?

 

Todos estos fondos no son gratuitos. Para poder acceder a ellos los estados miembros deben cumplir una serie de requisitos que marcan desde la Unión Europea. En el caso de España, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, abarca centenares de objetivos pactados entre Bruselas y Madrid. Para recibir los 10.000 millones de euros que deben llegar con el primer pago hay fuentes gubernamentales que explican que esta nueva remesa de fondos europeos estará vinculada a 52 hitos y objetivos necesarios de cumplimiento. De ellos, 49 son reformas que ya están ejecutadas o en proceso. Al final, lo que Bruselas hace es marcar objetivos, no tanto el camino para conseguirlos, aunque sí establece ciertos márgenes de actuación.

 

Entre los deberes que ya se están abordando figuran cuestiones tan importantes como la reforma de las pensiones, que ya ha afectado directamente a los planes de pensiones (recuerde como inversor que existen alternativas a los planes de pensiones).

 

El que más tensiones está generando por ahora es la reforma laboral, sobre el que finalmente parece hacerse llegado a un acuerdo para derogar la reforma llevada a cabo en 2012. Lo que todavía no se ha pactado son las medidas para temas clave sobre los convenios laborales o la temporalidad, uno de los aspectos que más preocupa a Bruselas.

¿Cómo deben distribuirse los fondos?

 

Los planes nacionales, incluido en el español, deben incluir por lo menos siete tipos de iniciativas que desde la UE consideran clave. Según explican desde Moncloa, estas medidas son:

 

  1. 1. Medidas de activación, que pasan por desarrollar tecnologías y apostar por las energías renovables.
  2. 2. Renovación de edificios e instalaciones para mejorar la eficiencia energética.
  3. 3. Recarga y repostaje, promoviendo tecnologías limpias a través del transporte sostenible.
  4. 4. Mejora de la conexión con servicios de banda ancha rápida y 5G en todas las regiones y hogares.
  5. 5. Modernización y digitalización de la Administración y los servicios públicos para que sean más accesibles.
  6. 6. Aumentar la capacidad tecnológica de procesamiento y de datos para fines industriales en la nube.
  7. 7. Reciclaje profesional y apuesta por las competencias digitales.

¿Qué puedes hacer como inversor?

 

¿Cómo te afecta el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que traslada a España los planes comunitarios? Puede ser un nuevo aviso de la importancia de diversificar tus inversiones, también con fondos de inversión.