Qué es una socimi

Las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario permiten a los pequeños inversores acceder a este sector y sacar partido de su potencia y dinamismo.

 

Los segmentos de la construcción y de la vivienda llevan décadas despertando el interés de los inversores. Con sus vaivenes, pero especialmente con subidas acentuadas hasta sobrecalentar el mercado en las grandes ciudades -sobre todo, en Barcelona y en Madrid-, así como los incrementos que se registran en ciertas zonas costeras y turísticas, resulta una opción atractiva por la que apostar. No obstante, existen distintas vías de entrada a este ámbito. Una de ellas son las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario. Explicamos, a continuación, qué es una socimi, cómo funciona y por qué puede ser aconsejable invertir a través de este instrumento.

 

Definición de SOCIMI

 

Se trata de un vehículo de inversión cuya finalidad principal es la compra, promoción y rehabilitación de activos inmobiliarios para que sean arrendados de manera directa o indirecta. Se incluyen pisos, locales comerciales, oficinas, etc. De esta manera, la razón de ser de las socimis se encuentra en impulsar el mercado del alquiler en España, que todavía presenta porcentajes bajos respecto al conjunto del mercado inmobiliario en comparación con países de su entorno. Las socimis toman como referencia el tradicional régimen de REITS (Real Estate Investment Trusts), surgido en EEUU en la década de los 60.

 

Cómo funciona una socimi

 

A las socimis, para que puedan operar como tales, se les exigen los siguientes requisitos que constan en la Ley 11/2009, de 26 de octubre, por la que se regulan las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario. A saber:

 

  • La característica más definitoria de las socimis es que, como mínimo, el 80% de los activos de naturaleza urbana que forman parte de la cartera debe destinarse al alquiler.
  • Estas sociedades deben cotizar en algún mercado regulado europeo, siendo el capital social mínimo exigible de 5 millones de euros y el número básico de accionistas de 50. En España, las SOCIMI cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en el Mercado Continuo y también en el IBEX 35.
  • • El free float mínimo debe ser de 2 millones de euros o del 25% de su capital social.
  • • El periodo de permanencia mínima en arrendamiento es de 3 años para inmuebles adquiridos y 7 años para aquellos promovidos por la sociedad.
  • La financiación ajena se halla limitada a un 70% del activo.
  • Las socimis deben contar, al menos, con 3 inmuebles que no supongan cada uno más del 40% del activo en el momento de la adquisición.
  • La mencionada Ley establece que los dividendos de estas sociedades deben repartir el 80% de los beneficios logrados por el alquiler, el 50% de las ganancias obtenidas por la venta de activos y el 100% de los números negros conseguidos por la participación en otras socimis u otro vehículo asimilado.
  • Finalmente, las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario se encuentran exentas del abono en el Impuesto sobre Sociedades y gozan de una bonificación del 95% en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

 

Las socimis en España

 

Para situarse, es preciso recordar que, en la actualidad, hay cerca de 100 sociedades de estas características cotizando en los mercados españoles. Las cinco mayores socimis acaparan en torno al 65% de los activos inmobiliarios del sector, siendo las dos más grandes, con mucho, Merlin Properties -tras la cual están Banco Santander y BBVA- y Colonial.

 

Invertir en una socimi

 

Las socimis tienen la particularidad de acercar el mercado inmobiliario a los pequeños inversores. Estas sociedades representan una opción atractiva para los interesados en apostar por el mercado inmobiliario y que deseen evitar la gestión del alquiler o la reforma de una propiedad. Tampoco es obligatorio desembolsar grandes sumas de dinero, basta con comprar las acciones que cada cual estime oportuno.

 

Además del ventajoso tratamiento fiscal, las socimis presentan un grado elevado de liquidez, puesto que cotizan en mercados organizados y negociados, tal y como ya se ha apuntado. Con todo, a tenor de lo expuesto, invertir en socimis es una de las maneras más sencillas y directas de sacar partido de la potencia del sector inmobiliario.