Dónde y cómo invertir mi dinero de forma segura

EBN Grow

Inversión y seguridad no siempre van de la mano. Toda incursión en los mercados conlleva algún tipo de riesgo, por mínimo que sea. Por fortuna existen fórmulas para reducir la volatilidad de su cartera. La clave empieza por tener claros sus objetivos de inversión y su comportamiento con el dinero.

 

¿Cuál es su situación financiera real? ¿Cuál es su horizonte de inversión? ¿Cuándo querrá recuperar su dinero? ¿Qué drawdown o nivel de caídas puede asumir antes de entrar en pánico? La respuesta a todas estas preguntas ayudará a determinar su perfil de inversor y el nivel de riesgo que puedes asumir.

 

Cómo invertir de forma segura

Hay productos de inversión más seguros que otros, pero también estrategias que harán que la evolución de su cartera sufra menos sobresaltos o que le facilitarán la toma de decisiones. El primer pilar en este punto es diversificar las inversiones. Uno de los principales errores del inversor novato es concentrar su ahorro en una sola región, en un tipo de activo o en un solo sector.

 

A modo de ejemplo, esto ocurre cuando todos los ahorros están en renta variable o invertidos solo en acciones de empresas españolas o fondos nacionales. Una mala noticia que afecte a España tendría un efecto devastador sobre el total de los ahorros. Por eso mismo, es importante diversificar las inversiones en diferentes activos, sectores y áreas geográficas.

 

El segundo pilar para invertir de forma segura es invertir de forma periódica. El market timing o el arte de saber cuándo comprar y vender en el mercado puede ser más rentable, siempre que se haga bien. Según un estudio de Vanguard, invertir una cantidad de una vez en lugar de hacerlo poco a poco ofrece mejores resultados en un 66% de los casos. El problema es precisamente acertar con esas entradas y salidas del mercado.

 

La alternativa es estar siempre invertido, una solución intermedia válida para la gran mayoría de inversores. El siguiente gráfico de la gestora Fidelity muestra las consecuencias de fallar con el market timing y perderse las sesiones con mayores subidas. Se trata solo de 30 días, pero las consecuencias en el resultado de las inversiones es claro.

 

Lo mismo pero a la inversa ocurriría con las pérdidas. A cambio de estar invertido en el mercado también sufrirá los días de mayores pérdidas, cuyo impacto puede ser incluso mayor que el de las ganancias.

El problema es que tratar de adivinar el mejor punto de entrada no le librará de sufrir pérdidas esos días. Es más, posiblemente las sufra igualmente y termine vendiendo todavía más abajo. Y es que comprar caro y vender barato, lo contrario de lo que se debe hacer, es habitual entre los inversores novatos.

 

Por último, el tercer pilar para invertir de forma segura es contar con una correcta asset allocation. Esto pasa por una buena distribución de sus activos entre renta fija y renta variable y una correcta asignación por áreas geográficas. En EBN Grow podemos ayudarle a elegir dónde invertir en 2018.

 

Dónde invertir de forma segura

Con la estrategia clara, queda decidir en qué productos concretos invertir. El mercado ofrece una amplia gama de productos, pero no todos son iguales. Para invertir 50.000 euros sin riesgo hay que buscar productos con una volatilidad limitada, donde hay menos opciones de perder.

 

Estas son las opciones con un mínimo riesgo:

 

Depósitos. Los depósitos son un producto 100% seguro pero con el hándicap de la rentabilidad. Si quiere invertir a largo plazo un depósito no es la mejor herramienta porque lo que obtiene puede ni siquiera ser suficiente para batir a la inflación.

 

Deuda pública. Las letras del tesoro, bonos del estado y otro tipo de deuda pública son también productos seguros, aunque en este punto dependerá de la solvencia del Estado emisor. Aunque la renta fija también se puede comprar y vender en el mercado secundario, con ella un inversor conservador sabe que siempre cobrará el cupón pactado.

 

A estas se pueden añadir otras alternativas de inversión seguras como:

 

Fondos de inversión monetarios. Son los fondos de inversión más defensivos. Invierten en activos muy líquidos a corto plazo normalmente olvidándose de renta variable, riesgo divisa y deuda subordinada.

 

Fondos de inversión defensivos. El mercado de fondos de inversión es muy amplio y permite crear una cartera totalmente a medida en función del riesgo que quiera asumir. Una buena selección de fondos defensivos complementada con alguno más audaz puede darle excelentes resultados.

 

Acciones que reparten dividendos. Las acciones no son un producto especialmente defensivo, pero una fórmula de incluirlas en su cartera es con una estrategia de acciones que repartan dividendo. Así irá recuperando parte de su inversión poco a poco con cada reparto de dividendo y minimizará riesgos.

 

Como inversor puede apostar por una combinación de estos productos, siguiendo así la máxima de la diversificación que comentábamos en el primero de los puntos. Con EBN Grow puede contar con asesoramiento para crear esa cartera equilibrada.

Le puede interesar

Marque el ritmo de su inversión

Cada inversor tiene un perfil y unos objetivos financieros. Le ofrecemos tres vías distintas de relación para que pueda elegir cual se adapta mejor a su situación personal.

Manténgase siempre bien informado

Suscríbase a nuestras newsletters.