Productos financieros: tipos y características

Acciones, depósitos, cuentas remuneradas, fondos, planes de pensiones y más. Desde EBN Banco le explicamos los aspectos clave de los principales vehículos de inversión con información actualizada de 2021.

 

¿En qué debo invertir mi dinero? ¿Cómo puedo rentabilizar mis ahorros? Son preguntas que salen a colación con facilidad al pensar en movimientos para obtener rendimiento de un determinado capital. La respuesta, como es lógico, es múltiple, ya que cada inversor, como cada persona, es un mundo. Hay que considerar siempre factores como la edad, la situación socioeconómica y familiar, la capacidad de generación de ahorro, el patrimonio acumulado, la cantidad que puede destinarse a la inversión, la resistencia para mantener el capital inmovilizado, las expectativas de rentabilidad y, por supuesto, el riesgo que es asumible en cada caso.

 

Tener en cuenta esas cuestiones puede ayudar a elegir los productos financieros más acordes para un perfil, pero también conocer los tipos de vehículos y sus particularidades.

 

Renta fija y renta variable

 

Antes de entrar en detalles, haremos la distinción entre dos de los grandes grupos que engloban varios de los productos financieros más conocidos.

 

  1. 1. Por un lado, la renta fija, que es la deuda puesta en circulación por empresas privadas o instituciones públicas ofreciendo una remuneración establecida al inversor, cuyo importe se determina en el momento de la emisión.
  2. 2. Por otro, la renta variable, en la que no es posible conocer con anterioridad el rendimiento que se obtendrá con la operación, el cual depende de la evolución del mercado.

 

Tipos de productos financieros y sus principales características

 

Cada una de esas modalidades presenta diversos productos financieros, entre ellos, los que figuran a continuación.

 

Productos financieros de renta fija

  1. 1. Depósitos y cuentas remuneradas. Son vehículos tremendamente seguros, en los que los inversores reciben una remuneración por ceder el dinero a una entidad financiera durante un tiempo. En EBN Banco ofrecemos distintos productos en este ámbito:
    • • El Depósito Combinado, que tiene una tasa anual equivalente del 1,20% y un tipo de interés nominal del 1,19% a 24 meses desde 20.000 euros.
    • • El Depósito Empresa, con una TAE del 0,25% y un TIN del mismo porcentaje a 3 meses desde 50.000 euros.
    • • El Depósito Combinado Empresas, con una TAE del 0,65% y un TIN de exacto porcentaje a 12 meses desde 100.000 euros.
    • También una cuenta remunerada a una TAE del 0,30% y un TIN del 0,29% para cantidades entre 3.000 y 5.000 euros.
  1. 2. Renta fija pública en forma de letras, bonos y obligaciones del Tesoro que emite un Estado u otras estructuras territoriales para financiar su gasto. Los inversores la suscriben a cambio de un interés fijo.
  2. 3. Títulos de deuda privada. Similares a los anteriores, pero emitidos por empresas, que ponen en circulación pagarés, bonos y obligaciones. De esta manera financian su deuda, mientras que los inversores se convierten en acreedores y reciben de manera periódica una compensación económica establecida previamente.

 

Productos financieros en renta variable

  1. 1. El ejemplo típico, dentro de la renta variable, son las acciones. Se trata de una posibilidad con un elevado potencial de rentabilidad, sobre todo, a medio o a largo plazo. A corto, no es imposible obtener beneficios rápidos, aunque es poco frecuente. Entre las ventajas, también hay que mencionar su alto grado de liquidez. No obstante, la bolsa presenta una volatilidad notable, ya que es sensible a una multitud de elementos políticos, económicos, territoriales, coyunturales, sectoriales o directamente relacionados con un título.
  2. 2. Planes de pensiones. Apenas son necesarios conocimientos previos, ya que su funcionamiento es sencillo, cuentan con una fiscalidad favorable (menos en el momento de rescatarlos, en el que Hacienda le da un mordisco considerable al capital acumulado) y, a partir de 2025, se transformarán en un producto mucho más líquido.
  3. 3. Fondos de inversión. En este producto varios inversores juntan sus capitales para que un equipo gestor profesional intente sacar el máximo rendimiento de ellos. En función de los activos seleccionados, pueden ser fondos de renta fija, variable o mixta. Gracias a la App Banking de EBN Banco es posible localizar la opción deseada entre más de 500 clases limpias de fondos de las mejoras gestoras de inversión nacionales e internacionales. Además, dado que en EBN Banco sólo trabajamos con fondos sin retrocesiones, los clientes pueden ahorrase con nosotros, de media, más de un 30% en comisiones.

 

La inversión con riesgo cero no existe

 

Con carácter general, la renta fija es más conservadora que la variable. Sin embargo, hay que tener claro que siempre existe algún riesgo. En unos casos es mayor; en otros, menos significativo, pero presente en todos los vehículos de inversión.

 

Finalmente, se elija el producto financiero que sea, es preciso subrayar que la decisión de invertir debe ser tomada de forma responsable, contando con toda la información necesaria y, aunque parezca una obviedad, aplicando el sentido común.