¿Qué son los fondos de renta fija?

Si su perfil de inversión es tradicional o conservador, seguramente le interese saber qué es la renta fija, cómo funciona en los vehículos de inversión que apuestan por ella, los riesgos que implica y las ventajas que presenta.

 

¿Están asegurados los intereses en la renta fija? ¿Tiene riesgos ese vehículo de inversión? ¿Cómo funcionan los fondos de renta fija? Son sólo algunas de las dudas que se plantean los inversores al valorar si se decantan por esta modalidad o no y que vamos a resolver en las próximas líneas.

 

¿Qué es la renta fija?

Todos los activos de renta fija se basan en la entrega de dinero a un emisor de manos de un inversor, así como en la devolución por parte del primero de ese capital más los intereses generados al cabo de un determinado periodo.
De forma más concreta, se trata de instrumentos financieros de deuda emitidos por empresas privadas o instituciones públicas que representan préstamos que unas u otras reciben de los inversores.

 

¿Qué son los fondos de renta fija?

Por tanto, dentro de la amplia gama de productos de inversión y ahorro que existe, los fondos de renta fija son aquellos que invierten la mayor parte de su patrimonio en ese tipos de activos, tales como bonos, obligaciones, pagarés o letras del Tesoro, entre otros; o bien, en deuda emitida por una compañía.

 

Clasificación de los instrumentos de renta fija

En función de su naturaleza, los fondos de renta fija pueden estar conformados por los distintos elementos que figuran a continuación.

 

  • – Como ya se ha indicado, según su emisor, existen dos tipos:
    • Deuda pública, cuando el emisor es un Estado, una comunidad autónoma u otro organismo público.
    • Renta fija privada, en el caso de que el emisor sea una empresa privada.

 

  • – Dependiendo del plazo de captación y negociación:
    • Renta fija del mercado monetario, que incluye activos a corto plazo (no más de 18 meses). Estos productos implican un riesgo exiguo y, al mismo tiempo, presentan una alta liquidez, pues resulta sencillo comprar y vender en los mercados secundarios.
    • Renta fija del mercado de capitales, con plazos medios y largos, es decir, que van más allá de los dos ejercicios.

 

  • – Teniendo en cuenta el tipo de rendimiento que genera, podemos encontrar:
    • Valores de rendimiento explícito, en los que el interés pagado se pacta de forma expresa, como en los bonos y obligaciones del Estado o que sean simples de renta privada.
    • Valores de rendimiento implícito, en los que la rentabilidad se logra de la diferencia entre el valor de transmisión o reembolso y el precio de adquisición. Por ejemplo, las letras del Tesoro.

 

Ventajas de los fondos de renta fija

Los fondos de renta fija son, junto a los depósitos bancarios y a las cuentas remuneradas, de los productos que mejor encajan en la inversión tradicional. El poco riesgo que conllevan -nunca nulo- por la seguridad que ofrecen los emisores -pongamos, por ejemplo, que se adquiere deuda emitida por Telefónica o bonos alemanes- atrae a los perfiles conservadores.
Asimismo, conocer de forma previa -generalmente- el rendimiento que la inversión va a producir y en qué momento son otros dos aspectos positivos de los fondos de renta fija.

 

¿Están asegurados los intereses en la renta fija?

La renta fija no confiere derechos políticos (al revés que el accionista de una compañía, que es propietario de una parte del capital), pero sí económicos (el inversor en renta fija es acreedor de la sociedad emisora); el principal, el de percibir los intereses acordados. Como ya se ha explicado, se caracteriza normalmente por ofrecer una remuneración fija al inversor -de ahí su nombre-, que se determina en el momento de la emisión. No obstante, hay que evitar que esa denominación lleve a engaño, puesto que no implica necesariamente, en todos los casos, una rentabilidad fija ni ausencia de riesgo.
Aunque tradicionalmente en la renta fija los intereses estaban establecidos de forma precisa desde la fecha de emisión hasta el vencimiento, hoy existen otras posibilidades. Es frecuente que los intereses sean variables y se encuentren referenciados a tipos de interés, como, por ejemplo, el euríbor, distintos índices bursátiles o, incluso, la evolución de una acción o cesta de acciones”, recuerdan en ese sentido desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

 

Riesgos de invertir en renta fija

De hecho, no todo son ventajas en los fondos de renta fija, ya que existen las siguientes amenazas:

  • Riesgo de mercado, que es la posibilidad de que los valores coticen por debajo del precio que abonó por ellos debido a las fluctuaciones en la renta fija si ésta es cotizada. Esos vaivenes dependen, sobre todo, de la evolución de los tipos de interés, de las circunstancias de mercado y de las condiciones económicas generales.
  • Riesgo de liquidez, cuando no se suscita interés en el mercado y, como consecuencia, no pueda colocar el producto.
  • Riesgo de crédito, al asumir la posible falta de cobro de los intereses y/o el principal por parte del emisor.

 

Qué aspectos considerar antes de invertir en renta fija

Finalmente, aunque en términos generales, los fondos de renta fija son productos fiables, con riesgo reducido y rentabilidad conocida de antemano, antes de apostar por ellos debe, según aconsejan desde la CNMV, tener en cuenta las siguientes cuestiones:

 

  1. 1. Cuál es el tipo de interés del producto y su periodicidad.
  2. 2. Cuáles son los precios tanto de emisión como de reembolso.
  3. 3. Fecha y condiciones de amortización, así como la posibilidad de realizar ésta de manera anticipada.
  4. 4. Si la renta fija cotiza, saber en qué mercado lo hace.