La inflación, al alza en 2021: ¿cómo afecta a las inversiones?

Con el IPC más elevado en cuatro años—se sitúa en el 2,7% interanual—, también hay oportunidades de inversión y formas de proteger la cartera. ¿Las conoce?

 

Las restricciones a las actividades empresariales y laborales impuestas por el coronavirus van levantándose de manera progresiva. A pesar de los rebrotes registrados, la consiguiente reapertura económica ya es tangible y, si las sucesivas olas de la COVID-19 no lo impiden, será imparable en los próximos meses. Así lo reflejan las previsiones de todos los organismos internacionales que se dedican a este tipo de análisis. Hasta ese punto, todo buenas noticias. Sin embargo, al cambiar el escenario económico, también varían las derivadas que de los distintos episodios se producen. Una de ellas es el incremento del Índice de Precios al Consumo (IPC), esperable en momentos expansivos, pero que implica consecuencias. Aquí explicamos qué es la inflación, en qué tasas se encuentra en 2021 y cómo puede afectar su alza a las inversiones.

 

Qué es la inflación

Aunque es un concepto conocido, de uso cotidiano, conviene recordar que la inflación es la magnitud que expresa la variación que los precios experimentan en un determinado territorio, sea en positivo o en negativo, a lo largo de un periodo de tiempo en relación a otro. Lo habitual es medirla mes tras mes e interanualmente, de lo que en España se encarga el Instituto Nacional de Estadística (INE) ofreciendo el ya citado IPC, que indica una media estadística formada por la variación de los principales precios y servicios básicos de consumo para el ciudadano.

 

Qué es la inflación subyacente

No obstante, dentro de la inflación, hay que distinguir entre la general y la denominada subyacente. Esta última acota más la inflación, dado que deja fuera los precios de la energía y de los alimentos, que son los que resultan más volátiles.

 

La inflación en 2021

Aclarados los términos, ¿cómo está la inflación en la actualidad, en qué guarismos está evolucionando en 2021? Pues bien, asociada, en principio, a la reapertura económica surgida tras el parón que supuso la pandemia, la inflación se encuentra claramente al alza en 2021. En concreto, según los últimos datos publicados por el INE -relativos a mayo-, el IPC cerró ese mes con una elevación del 0,5%, lo que sitúa su tasa interanual en el 2,7%, cinco décimas por encima de la de abril. Se trata del registro más alto en cuatro años -en febrero de 2017 alcanzó el 3%- y encadena su quinta tasa positiva consecutiva.

 

La inflación en 2021 y los ahorros

¿Cómo afecta este escenario al bolsillo? Hay que considerar, de entrada, que los ahorros se deprecian con la subida de la inflación. Con lo que puede ser el momento ideal para poner a funcionar el dinero acumulado, a pesar de que invertir en épocas de crisis puede generar cierto respeto. De esta manera puede evitarse el desgaste que produce una inflación al alza, que se considera por los expertos como ‘el enemigo silencioso’ de los ahorros. No la vemos, no hay un gasto físico de dinero, pero sus efectos son reales y detectables.

 

 

La inflación en 2021 y las inversiones

¿Qué sucede, por su parte, con las inversiones ante una inflación elevada? Además de incidir en que puede ser una tesitura favorable para invertir por lo ya explicado, como en toda situación cambiante, toca adaptarse y ganar en agilidad. Una opción en este sentido son los llamados fondos perfilados, es decir, aquellos en los que el gestor elige los activos financieros que compondrán la cartera del mismo en función del perfil de riesgo del inversor y de su visión de los mercados financieros. En este sentido, aconsejamos contar con los servicios de un asesor financiero independiente, que se encargará del proceso de selección de fondos y de la construcción de la cartera.

 

 

Bonos ligados a la inflación

Otra posibilidad en el actual entorno económico son los bonos, los cupones y el nominal que se hallan vinculados a la evolución de los precios. Eso sí, la volatilidad de los bonos ligados a la inflación puede crecer en caso de aumentar los tipos de interés.

 

Diversificar la cartera

Finalmente, cabe recordar otro clásico en este ámbito: diversificar las inversiones siempre es recomendable, tanto con inflación al alza como estando la misma a la baja. Por ello, en EBN Banco ofrecemos toda una gama de productos de ahorro e inversión adaptados a distintos tipos de perfiles.