La jubilación es la principal preocupación financiera de los españoles, que cada vez son más conscientes de que necesitarán ahorrar un dinero que complemente la pensión pública para su retiro. El problema es que no todos tienen claro cómo hacerlo ni cuánto van a necesitar para asegurarse la jubilación con la que sueñan.

 

Por más seguras que parezcan, las pensiones públicas están en constante evolución, y es complicado saber con qué nos encontraremos dentro de 10, 20 o 30 años. Por eso mismo hay que buscar fórmulas para completar esa pensión y asegurarnos estabilidad financiera.

 

Cuánto hace falta ahorrar para la jubilación

 

Esta es la pregunta del millón y para la que no existe una única respuesta. La norma más extendida establece que al jubilarse hay que cubrir el 70% del salario para mantener el mismo nivel de vida. Hoy en día, la pensión pública cubre de media un 86% del salario, aunque existen grandes diferencias dependiendo del salario. Además, desde la OCDE estiman que ese porcentaje puede caer hasta el 46% en un futuro cercano.

 

Con esto en mente, la clave está en hacer cálculos en función del tipo de retiro que deseemos. Y es que a los gastos normales habrá que sumar otros adicionales, como viajes y ocio, que se superará al tener más tiempo libre. Por eso mismo, más que pensar en cuánto hace falta ahorrar para la jubilación es mejor tener una visión más amplia y pensar cuánto necesitaremos en el futuro, incluyendo también otros objetivos intermedios como comprar una casa, por ejemplo.

 

Cómo ahorrar dinero para el futuro

 

Si hay un elemento clave al planificar la jubilación y el futuro financiero es el tiempo. Cuanto antes se empieza, mejor. El tiempo es un aliado del ahorrador porque en el largo plazo se puede aprovechar el interés compuesto y además el riesgo de sufrir pérdidas disminuye.

 

La diferencia entre empezar con 30 años a hacerlo con 40 años es enorme. Para una inversión inicial de 30.000 euros y una aportación periódica de 200 euros al mes y un 4% de rentabilidad la diferencia al llegar a la edad de jubilación (65 años) será de 116.877,1 euros. De ese dinero, apenas 24.000 serán por el ahorro periódico. El resto, más de 90.000 euros, corresponderá solo a intereses.

 

Los datos son claros. El momento de empezar a planificar y ahorrar a largo plazo es ahora.

 

El otro elemento diferencial para conseguir el objetivo de ahorro a largo plazo es la rentabilidad, que estará siempre asociada al riesgo.

 

Siguiendo el ejemplo anterior, si la rentabilidad de la inversión a largo plazo fuese del 5% en lugar del 4%, el resultado serían 388.076,26 euros, casi 100.000 euros más.

 

Rentabilidad de la inversión

Capital acumulado a 35 años

Diferencia

4%

  298.954,98 €

N/A

5%

  388.076,26 €

              89.121,28 €

6%

  506.640,62 €

            118.564,36 €

7%

  664.515,49 €

            157.874,87 €

8%   874.830,91 €

            210.315,42 €

 

*Capital inicial de 30.000 euros con aportaciones mensuales de 200 euros

 

Productos de ahorro para la jubilación

 

¿Qué productos de ahorro son recomendables a largo plazo? Básicamente, aquellos que ofrecen una rentabilidad adecuada y además cuentan con ventajas fiscales para ahorrar impuestos.

 

A modo de ejemplo, el depósito sinycon es muy seguro e idóneo para tener el dinero del fondo de reserva, ya que ofrece una rentabilidad del 1% en el plazo de un año sin comisiones, frente al 0% más comisiones que sí cobra una cuenta de ahorro. Así, por lo menos los ahorros están protegidos contra la inflación. Sin embargo, para ahorrar en la jubilación a largo plazo es necesario ir más allá y buscar mayor rentabilidad para aprovechar el interés compuesto.

 

Hay muchas alternativas de ahorro e inversión a largo plazo, desde planes de pensiones, PIAS o PPAS hasta acciones pasando por fondos de inversión. De todas ellas, planes, inversión directa en bolsa y fondos son las más utilizadas. Estas son sus características, ventajas y desventajas.

 

Ahorrar a largo plazo con planes de pensiones

 

Los planes de pensiones se asocian a la jubilación y ahorro. Cuentan con dos ventajas concretas, el diferimiento fiscal y que permiten pagar menos en la renta en función del capital invertido cada año. Además, al invertir en cestas de productos, son una herramienta ya diversificada por sí misma.

 

Los inconvenientes de este producto son su falta de liquidez y la fiscalidad en el rescate. En otras palabras, el dinero de un plan de pensiones solo se puede recuperar en determinados casos. Además, al hacerlo habrá que pagar muchos más impuestos que con otros productos similares.

 

Ahorrar a largo plazo con fondos de inversión

 

Los fondos de inversión comparten ventajas con los planes de pensiones. La primera es el diferimiento fiscal, que permite retrasar el pago de impuestos. Los traspasos entre fondos están exentos de tributar en la renta, lo que permite ahorrar entre un 19% y un 23% de la ganancia en impuestos cada vez que se deshace una posición.

 

Además, al igual que los planes de pensiones, son un elemento ya de por sí diversificado porque invierte en varios activos.

 

Ahorrar a largo plazo con acciones

 

La bolsa suele ser el primer punto de contacto de muchos ahorradores pero, de nuevo, no tiene por qué ser el mejor. El principal inconveniente de invertir directamente en acciones es que se necesita más capital para diversificar. A esto se añade que cada vez que se vende una acción hay que pagar impuestos y Hacienda se llevará entre un 19% del beneficio. A largo plazo, esa desventaja puede marcar la diferencia.

 

¿Qué producto de inversión es mejor? ¿Con cuál quedarse?

 

No hay por qué decantarse con uno, ya que se pueden combinar en función de las necesidades de cada persona. De hecho, eso es lo óptimo. Con EBN Grow puede combinarlos como prefiera, y podrá contar con información exhaustiva de su cartera y asesoramiento de expertos para conseguir la rentabilidad e inversiones que más se adecúen a usted.

Le puede interesar

  • 12 Jul 2018

    ¿Dónde invertir los ahorros con garantías? Esta es una de las preguntas más recurrentes que todo ahorrador se ha hecho alguna vez en su vida. Los fondos de inversión son uno de los productos que mejor responde a las necesidades del inversor particular. Flexibles, con ventajas fiscales y transparentes, permiten crear carteras adaptadas a cada perfil.

    VER MÁS
  • 4 Jul 2018

    Después de la reforma del Sistema de Compensación, Liquidación y Registro de valores puesta en marcha en abril de 2016 junto con la reducción del plazo de liquidación de operaciones en el mercado, han hecho que se cambie el proceso que da opción al cobro del dividendo.

    VER MÁS
  • 7 May 2018

    Ante la bajada de la rentabilidad de los depósitos y otros productos bancarios, cada vez es más frecuente que el ahorrador español decida invertir su dinero en Fondos de Inversión. Un producto distinto a las acciones y que tiene un impacto fiscal distinto en el IRPF y Declaración de la Renta.

    VER MÁS

¿Qué es EBN Grow?

Cada inversor tiene un perfil y unos objetivos financieros. Le ofrecemos tres vías distintas de relación para que pueda elegir cuál se adapta mejor a su situación personal.
Al darse de alta en la plataforma de EBN Grow accederá directamente al servicio de EBN Trade, donde podrá operar y contratar el resto de servicios (EBN Advice y EBN Manage).

Manténgase siempre bien informado

Suscríbase a nuestras newsletters.