Qué es el código ISIN

¿Cómo identifica una entidad financiera un fondo de inversión concreto o una acción? La clave está en el código ISIN. En un mundo digitalizado, este código es permite que cualquier bróker del planeta sepa a ciencia cierta que producto financiero se está contratando o vendiendo, entre otras cosas.

 

Qué es el código ISIN

 

ISIN es el acrónimo de International Securities Identification System, que puede traducirse como sistema internacional de identificación de valores. De hecho, esa sería una buena definición inicial del código ISIN.

Desde un punto de vista más práctico, se trata de un código alfanumérico compuesto por 12 caracteres que identifican una emisión o un instrumento financiero concreto.

 

Estructura del ISIN

 

 

El orden de los caracteres del código ISIN es siempre el mismo y está definido por el estándar internacional ISO 6166.

 

Esta es la estructura básica del ISIN:

 

  • Los dos primeros caracteres corresponden al código país según el estándar ISO 3166 de la Agencia de Codificación que asigna el código o del país del emisor del valor según se trate de valores de renta fija, renta variable, warrants, ADR…
  • Los siguientes 9 caracteres corresponden al código nacional de identificación del valor en cada país. Para los valores españoles se sigue la Norma Técnica 1/2010, de 28 de julio, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
  • El último carácter se usa como código de control.

 

Un ejemplo de código ISIN sería LU2027374987, que corresponde al MS INVF Global Endurance Fund I USD y donde:

 

  • “LU” identifica el código del país, que en este caso sería Luxemburgo igual que “ES” se refiere a España y “US” a Estados Unidos, por ejemplo.
  • “202737498” es el código nacional, que identifica la categoría del valor, la emisión y el emisor.
  • “7” es el dígito de control, que se calcula a través del resto de números según una fórmula matemática. Sirve para verificar que el código es correcto.

Por qué es tan importante el ISIN

 

El código ISIN es como el DNI de cada valor financiero. Es una forma inequívoca de identificarlos y diferenciarlos de otros valores mobiliarios.

 

Estos código se dan de baja y de alta, igual que ocurre con los NIF, y no se reutilizan. En caso de tener que volver a usar un código ISIN dado de baja habría que esperar por lo menos 10 años desde que se dio de baja el anterior.

Mismo fondo, diferentes ISIN

 

El código ISIN es una forma sencilla de identificar un fondo o acción concreto, incluida su clase. Y es que un mismo fondo puede tener más de un código ISIN cuando existe más de una clase del mismo. De hecho, cada clase tiene su propio código ISIN.

 

Las cases de un fondo son los distintos tipos de participaciones a los que se puede acceder. Cada clase puede tener una comisión de gestión diferente para los partícipes. Así, la clase institucional tendrá normalmente comisiones, costes y condiciones de acceso diferentes que la de retail, que es la que se ofrece al inversor minorista.

 

Por eso mismo identificar el fondo correcto a través de su ISIN ayudará a pagar menos comisiones. Una forma de hacerlo es buscar siempre la clase limpia del fondo de inversión. Las clases limpias son las que eliminan las retrocesiones, que son una comisión o incentivos que puede cobrar la comercializadora del fondo por prescribirlo frente a otras alternativas.

 

En EBN sólo trabajamos con clases limpias de fondos de inversión. De hecho, incluso hemos desarrollado un buscador de clases limpias. Con sólo incluir el ISIN de tu fondo podrás saber si es de clase limpia o no y si existe una alternativa de clase limpia sin retrocesiones.

 

El resultado es que podrá tener el mismo fondo y ahorrar en comisiones.